miércoles, 4 de marzo de 2015

HARRY GRUYAERT


"Fez, yacente en su valle, bajo una humareda difuminada que, recogiendo lo que asciende del dátil marchito, de la leña de cedro nuevo, de los desechos orgánicos, del cacahuete tostado, de la menta, capta y compone el incienso de una incomparable podredumbre."

COLETTE: Diario al revés.

viernes, 20 de febrero de 2015

ABELARDO CASTILLO


"Al principio, me alegraba descubrir una nueva casa deshabitada y violando su soledad recorrer las paredes con mi mano, constatar, con un asombro que ya me ha abandonado, cómo se reordenaba bajo mis dedos el polvo de sus muebles, la ceniza de sus chimeneas. Más tarde amé el hallazgo de una grieta en la pared, el dibujo de la corteza de una rama, el diferente reflejo de un hilo de agua visto de lejos o tendido en el suelo. Un día, recordar mal estas cosas fue suficiente milagro. Estos juegos, sin embargo, también se han terminado. No queda una hoja en ningún árbol, no queda la trama de una hoja, la veta de una piedra, cuya implacable memoria no sea tan nítida para mí como la mano que ahora se mueve bajo mis ojos. Ni un ladrillo cubierto de musgo en el confín de las casas. Ni una gota suspendida, a punto de caer, en el pétalo de una flor."

ABELARDO CASTILLO: Triste le Ville.

domingo, 18 de enero de 2015

ZBIGNIEW KOSC

Simonos Petras Monastery, Athos, 1983
photography Zbigniew Kosc © 2009

"La primera imagen que ofrece Simonopetra es espléndida. Está situado en lo alto de una montaña y da la impresión de que surge directamente del pico bajo el que se asienta, porque el ladrillo se funde de forma imperceptible con la roca como una sirena con su cola. Es una mole de aspecto insólito que se alza hasta alturas vertiginosas, formando una pared muy lisa, por encima de la roca y constituyendo una única y espléndida extensión, en la que hay un piso tras otro de balcones de madera que rodean las partes superiores del edificio y que se sostienen, por encima del altísimo muro sin ventanas y de los toscos bastiones, gracias a unos puntales diagonales que dan la impresión de surgir del lienzo de la pared como las ramas de un árbol. Robert Byron lo ha comparado al Potala de Lhasa y estaba en lo cierto."

PATRICK LEIGH FERMOR: El último tramo. De las Puertas de Hierro al Monte Athos.

sábado, 22 de noviembre de 2014

HERMANN HESSE


"Diez años atrás, cuando Johan Veraguth adquirió la propiedad de Rosshalde e instalóse en ella, era una vieja finca destartalada, a la que se entraba por una vereda invadida de hierbajos y unos escalones medio derruidos; el parque se había convertido en una impenetrable selva y los bancos de aquél veíanse cubiertos de musgo. En aquella extensa heredad, con sus buenas ocho yugadas de cabida, no se alcanzaban a la sazón más edificios que la hermosa mansión de los señores -un tanto deteriorada-, con las caballerizas anejas, y un pabellón de recreo al estilo de los templetes paganos, que se conservaba en el parque, cuyas puertas, desplomadas, colgaban de sus desvencijados goznes, y en cuyos muros, otrora tapizados de seda azul, crecían libremente el musgo y plantas parásitas."

HERMANN HESSE: Rosshalde